Creando paz en las calles
desde la educación alternativa

Con un equipo diverso, la visión que nos unió, fue la de un país en el que las generaciones que nos siguen no se vean sacrificadas por una guerra en la que no hemos elegido luchar, una esperanza de que los fusiles y la violencia no sean nuestra manera de dialogar, un sueño de encontrar maneras de transformar el conflicto y pensar en posibilidades que permitan en los retos del día a día no encontrar ataques personales, pero formas en las que podemos evolucionar en conjunto.

Todo este ejercicio responde también a una pregunta más grande que rara vez escuchamos planteada en el sector social: ¿Podemos trabajar juntos por un tema que nos apasione, más allá de los egos organizacionales? ¿Qué tan difícil el dejar ir el “yo creé esto” y cambiarlo por “nosotros creamos esto”? Nuestra intuición era que sí, efectivamente lo podríamos hacer, pero que el camino no sería fácil.

Habíamos realizado talleres en muchos espacios, pero si uno de ellos era nuestro preferido la conclusión no se hizo esperar: La calle. Es el espacio democrático por excelencia, donde nadie está excluido, donde todos pueden participar y, donde tradicionalmente, se han gestado los cambios más significativos de las sociedades, a través de protestas, propuestas y revoluciones que han reconfigurado el balance de poderes y el acceso a derechos en la sociedad.

Para lograr nuestro objetivo realizamos un ejercicio de co-creación conjunto en el que se hacía la pregunta: ¿Cómo te imaginas un país en paz? En un periodo de una hora más de 50 personas participaron dejando su aporte utilizando marcadores y pintura. Nos parece un ejercicio relevante por dos razones principales. En primera instancia, es una forma de reactivar el diálogo alrededor del tema de paz que se había perdido durante esta administración. En segunda instancia, el pintar sobre una pieza de papel en el muro simbólicamente representa esa apropiación del espacio público y así como cada ciudadano tiene posibilidad de estar en los espacios de decisión, donde su aporte es tenido en cuenta por otros y cuenta para construir una propuesta conjunta del país que queremos.