Los Partners

La Fundación BogotArt es una ONG dirigida por jóvenes establecida en 2013 en Bogotá, Colombia. BogotArt es una organización dedicada a promover un mundo más democrático mediante el desarrollo de proyectos innovadores con jóvenes para fomentar una cultura de paz y la no violencia. Con varios voluntarios activos, la organización co-crea arte en el espacio público en conjunto con miembros de la comunidad y ofrece talleres gratuitos de arte y creatividad para niños y jóvenes, creando espacios acogedores para la diversidad y las perspectivas diferentes. El objetivo final de BogotArt es utilizar las artes como catalizador de la igualdad social, donde todos los individuos, independientemente de su origen social, económico o cultural, puedan encontrar un espacio para prosperar y desarrollar plenamente sus talentos y así ponerlos al servicio de la sociedad.

TECHO Ecuador es una organización juvenil sin fines de lucro que busca superar la pobreza en barrios marginales, a través del trabajo conjunto de familias que viven en extrema pobreza y jóvenes voluntarios. La organización fue fundada en 1997 por un grupo de jóvenes chilenos. TECHO, que trabaja actualmente en 19 países de la región, considera que la pobreza puede erradicarse de manera permanente si la sociedad en su conjunto la reconoce como una prioridad y trabaja activamente para superarla. Los tres objetivos estratégicos principales son la promoción del desarrollo comunitario en los barrios marginales, el fomento de la conciencia y la acción social y, la promoción política que promueva los cambios estructurales necesarios para garantizar que la pobreza se aborde de manera sostenible y definitiva. Inició su trabajo en Ecuador en 2008 y tienen oficinas en las ciudades de Quito, Manta y Guayaquil. Desarrollan programas y proyectos constantes en 12 comunidades.

El movimiento de mujeres dominco-haitianas (MUDHA) es una organización sin fines de lucro. Sus oficinas están ubicadas en la capital, Santo Domingo, y Leogane, República de Haití. Fue fundada en 1983 por Solian Pie y un grupo de mujeres dominicanas de ascendencia haitiana.

Su misión es mejorar las condiciones de vida de las comunidades vulnerables de ascendencia dominicana y haitiana, especialmente para mujeres y niños, a la vez que implementa programas de desarrollo humano que incluyen programas de salud, asistencia legal y campañas de defensa de los derechos humanos.
Su misión es luchar por la defensa de los derechos humanos promoviendo el empoderamiento de la comunidad en los bateyes, donde las personas que viven actualmente enfrentan aislamiento geográfico, pobreza y discriminación.
Además, alrededor de 200.000 dominicanos de ascendencia haitiana se enfrentan a la apatridia.

La República Dominicana ha despojado a varias generaciones de ciudadanía después de décadas de prácticas discriminatorias codificadas en leyes que han convertido a los haitianos y a sus hijos nacidos en la República Dominicana en “ciudadanos fantasmas”. Estos apátridas carecen de documentos de identidad para el trabajo, la atención sanitaria, la escolarización o el derecho a vivir en cualquiera de los dos países de la isla.

Ye Too Ponese (“¡Simplemente Hazlo!”) fue fundada en Asturias, España en 2004. Su objetivo es promover la participación de los jóvenes y la ciudadanía activa. Su misión es fomentar cambios sociales positivos mediante la promoción de la participación activa a nivel personal, local y global.
Su visión es un mundo más justo en el que todas las personas, independientemente de su edad, sexo, capacidades, orientación o identidad sexual, religión, origen étnico y origen socioeconómico, formen parte de los procesos de toma de decisiones.
Sus proyectos están relacionados con la educación global, la participación cívica, la pedagogía crítica, la sostenibilidad, el activismo creativo y la cultura de código abierto.

Joint Association fue fundada en 2003 en Milán, Italia. Su misión es promover la integración y el aprendizaje no formal a través de actividades de intercambio internacional que pongan en contacto a los jóvenes y les ayuden a convertirse en ciudadanos del mundo. Sus valores básicos son: igualdad, movilidad, aprendizaje no formal.

La misión de la D.G.T. se centra en la creación de una red entre jóvenes, estudiantes e investigadores de diferentes orígenes y nacionalidades sobre temas como: el intercambio cultural y aprendizaje, la educación no formal, la ecología, el desarrollo sostenible, la ciudadanía europea, el cambio climático, la geopolítica y muchos otros.

Tienen una vasta experiencia en proyectos internacionales y además de implementar proyectos locales, están organizando también intercambios juveniles en Rumania.

Creen que toda iniciativa juvenil internacional es una oportunidad para aprender sobre los demás y sobre nosotros mismos.