Posición del Movimiento de Mujeres Dominico-Haitianas ante la ley de régimen especial

Ante la ley que establece el régimen especial para personas nacidas en el territorio nacional, inscritas irregularmente en el Registro Civil dominicano y sobre la naturalización, aprobada el jueves 15 de mayo 2014 en dos lecturas consecutivas  y a unanimidad por la  Cámara de Diputados  y el  miércoles 21 del mismo mes en el Senado de la República, el Movimiento de Mujeres Dominico-Haitianas, MUDHA, desea expresar su posición.

MUDHA  reconoce  que la  Ley especial,  surgida por la necesidad de corregir  el problema  creado por la Sentencia  168  del Tribunal Constitucional, de septiembre de 2013, que establece que no serán personas dominicanas todas las nacidas de padres extranjeros considerados residentes irregulares en el territorio nacional, desde 1929 hasta la actualidad, es un avance  en la búsqueda de soluciones  y consenso nacional.

Sin embargo, MUDHA lamenta que la presente Ley siga sin reconocer la nacionalidad dominicana  de los hijos e hijas de padres y madres extranjeras  que nacieron en el territorio dominicano, y los  cuales les corresponde la nacionalidad dominicana según lo establecido en las Constituciones  anteriores al 2010, quienes nunca fueron registrados y no han tenido una acta de nacimiento.

El Movimiento de Mujeres Dominico-Haitianas considera que la Ley que establece un régimen especial  para personas  nacidas en el territorio nacional inscritas irregularmente en el Registro Civil Dominicano y sobre naturalización sigue excluyendo a las poblaciones más vulnerables y dejando en riesgo de apátrida a miles de personas que no han sido inscritas y no han podido acceder nunca a una documentación de identidad dominicana. Aunque nacieron en la República Dominicana, la Ley sigue considerándolos extranjeros en la tierra que los vio nacer y los lleva a iniciar un proceso  de regularización y naturalización como extranjeros.

Finalmente, MUDHA,  la cual tiene más de 30 años trabajando por el reconocimiento de la nacionalidad de personas que no fueron inscritas en el registro civil, seguirá apoyando y trabajando  por las poblaciones más vulnerables que aún no tienen acceso a una documentación y nacionalidad dominicana  y a las cuales se las  sigue vulnerando el derecho a la nacionalidad.